Home / Uncategorized / ¿El Embarazo Se Puede Contagiar? ¡Atención Con Tu Amiga Embarazada!

¿El Embarazo Se Puede Contagiar? ¡Atención Con Tu Amiga Embarazada!

Al tener un mínimo conocimiento de cómo se produce un embarazo no podemos pensar que sea contagioso. Pero, la realidad a veces hace dudar esa lógica a cualquiera. Aunque parezca muy raro, en algún momento de la vida nos encontramos con que muchas de nuestras conocidas están esperando un bebé.

Puede que se crea que es solo una coincidencia, pero al parecer unos estudios demostraron que efectivamente es más que solo una coincidencia. Así es, el embarazo puede contagiarse.

Esta etapa tan común sigue siendo muy sorprendente. Los fenómenos que se llega a identificar en cada investigación a veces es difícil de creer que sean verdad. Sin embargo, aparte de ser cierto sucede con mucha frecuencia.

Científicos de la universidad alemana de Bamberg hicieron una investigación en el año 2012, el cual consistía encontrar la verdadera razón de la supuesta coincidencia. En el estudio tomaron una muestra de 20 mil mujeres trabajadoras de distintas empresas.

Tal como se esperaba se mostró en la misma empresa las probabilidades de embarazo se duplicaba cuando se diera el primero. Vale decir, si una de las trabajadoras quedaba embarazada, consecuentemente empezaban a embarazarse las otras trabajadoras de la misma empresa.

¿Cuál es la causa?

El motivo del “efecto embarazo contagioso” es real. Las probabilidades de quedar embarazada son mayores cuando una amiga o alguien cercana quedan embarazadas. Se debe según las investigaciones, a una causa emocional.

Conscientemente no somos capaces de percibir esto que pasa en la mente y cuerpo; las ganas de ser madre es tocado. Ver a las personas cercanas embarazadas da confianza, un claro ejemplo de que también somos capaces y así perder el miedo.

Podemos notar una especie de aceptación sobre esta situación, y sin darnos cuenta nos preparamos para ello. Según expertos tratamos de seguir el patrón de esa mujer cercana que está embarazada de manera consciente o inconsciente.